Equipamiento barranco arroyo Pajaruco

Primeros anclajes de Fran Algaba

Primeros anclajes de Fran Algaba

Hace dos años y medio un compañero del GIEX intuyó las posibilidades barranquistas del Arroyo del Pajaruco a raíz de los comentarios de otros espeleólogos del grupo, que entonces exploraban la zona.
Con pausa y algo de suspense algunos miembros del grupo fuimos informados del interés de dicho arroyo en épocas de fuertes lluvias, en las que se forman espectaculares cascadas.

El 31 de Enero de 2.013 fuimos a visitarlo tras haber caído una buena cantidad de lluvia. Lo encontramos pletórico: gran cantidad de cascadas, en algunas ocasiones con resaltes escalonados. A pesar de no ser más que un arroyo con caudal estacional, para nuestra sorpresa el resalte escalonado situado justo sobre una trocha que lo atraviesa en su zona media, había sido instalado por Fran Algaba, al parecer para impartir algún curso de barranquismo. En consecuencia el responsable del descubrimiento, Agustín Gómez, se puso en contacto con Fran Algaba, quien autorizó el proyecto de equipamiento del nuevo barranco. Mientras tanto, algunos sufrimos de impaciencia.

Tras pedir presupuesto al club y esperar a que librasen graciablemente el dinero, por fin el 4 de Mayo de 2.013 fuimos a instalar el barranco varios miembros del GIEX.
Este día hicimos el equipamiento utilizando parabolts de métrica 10 con chapas y una anilla de acero inoxidable. Dicho equipamiento ha respetado el equipamiento anterior, coincidiendo exactamente en el mismo tipo de anclajes.
El último resalte, aunque destrepable, podía rapelarse por la izquierda del cauce hacía una marmita. No nos quedaba material y no se instaló en aquel momento. No sé si después se ha instalado.
La instalación la diseñó fundamentalmente un grupo de cabeza, y otro grupo por detrás íbamos sellando con Sikadur 31 las tuercas de los parabolts, para evitar su robo. Tras ello, el que suscribe, por indicación del responsable del equipamiento, iba levantando un borrador completo de la topo publicada e íbamos midiendo el desarrollo de los rápeles. Posteriormente Agustín se encargó de digitalizarla y diseñar el tríptico.

Topografía barranco Arroyo Pajaruco

Topografía barranco Arroyo Pajaruco

Tras terminar los trabajos, al igual que en Enero, tuvimos que sortear una alambrada que atraviesa el cauce, que libramos saltándola por la derecha. Desde allí en poco tiempo se llega al puente de piedra sobre el que pasa el sendero de Benaocaz al Salto del Cabrero. Saliendo por la izquierda del cauce, en pocos minutos llegamos a Benaocaz y repusimos fuerzas en el antiguo refugio de montaña.

Poco después, no recuerdo la fecha, y tras advertencia/broma? de alguien, por los robos en equipamientos de varias cavidades, fuimos de nuevo a reasegurar los anclajes, tapando con Sikadur 31 tuerca y cabeza de los parabolts, aprovechando para volver a medir los rápeles.

Aunque en principio no se quiso dar publicidad al barranco, a la semana siguiente un monitor de una empresa de Turismo Activo me comentaba a mí que habían instalado un barranco en Benaocaz. Así que, destapado el asunto, el descubridor publicó en 2.013 algunas imágenes en su Facebook.
Con financiación del grupo se publicó un tríptico para presentar el barranco en el encuentro Rebufos 2.013. Algunos nos ofrecimos voluntarios y viajamos hasta Órgiva, en la Alpujarra granadina.

Y ahí terminó todo.

P.D.: Para ilustrar el tríptico escribimos el siguiente texto, que pasamos al responsable del equipamiento y que adjuntamos para que os hagáis una idea del entorno:
El arroyo del Pajaruco o del Pajarito nace en la Sierra del Caíllo, continuación natural de la Sierra del Edrinal hacia el Sur.
Este arroyo desagua hacia el Oeste la cuenca formada entre ambas sierras, en dirección al río Tavizna.
Tiene carácter estacional, con grandes variaciones de caudal: lo mismo está seco que baja con un ímpetu incontenible.
Frente a la zona de El Pinarejo el arroyo se abarranca salvando un desnivel importante hasta la confluencia con el Arroyo de las Piletas, justo antes del puente de piedra por el que cruza el sendero de de Don Fernando y Salto del Cabrero.
La zona abarrancada con interés deportivo comienza en un cambio de dirección del cauce, a 970 metros de altura, y termina en un llano a 750 metros. Unos 220 metros de desnivel se salvan en aproximadamente 1.400 metros de recorrido.
En esa zona numerosos resaltes forman cascadas y rápidos….”

Autor: Juan Carlos Riesco

Deja una respuesta

 

 

 

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>